Blogia
Normando Hdez

Cristiano Ronaldo salva al Real Madrid

Cristiano Ronaldo salva al Real Madrid

Un empate 2-2 en el derbi madrileño disputado en la cancha del Vicente Calderón permitió al Real Madrid conservar el liderato de la Liga, mientras el Atlético de Madrid tuvo que conformarse con mantener el invicto en casa aunque todavía a tres puntos de distancia del vecino en la lucha por el título. Cristiano Ronaldo, autor del segundo tanto merengue, llegó a los 23 goles en Liga, aumentando su ventaja como Pichichi con dos goles más que Diego Costa, que esta tarde se marchó en blanco.

No faltó emoción en el clásico capitalino. Al minuto dos, Karim Benzema madrugó al Atlético de Madrid con un remate al centro de Ángel Di María tras un tiro de esquina. Raro es que al equipo de Diego Simeone le hagan un gol como resultante de una jugada a balón parado, mucho más, a la primera.

Pero el Atlético de Madrid no estaba por la labor de soportar una humillación más del vecino, menos con la Liga en juego. La tensión entre los dos equipos, que por primera vez en mucho tiempo se miran de igual a igual, alcanzó su máximo nivel desde el arranque. Las patadas entre uno y otro no se hicieron esperar. El Madrid, aunque con la ventaja, se esforzaba en dejar en evidencia la mínima agresión colchonera, pues si hay un equipo que preocupa a Ancelotti, y mucho, es el del Manzanares. Sin embargo, los golpes más duros -físicos y anímicos- se los llevó el local. Dos veces en la primera mitad el árbitro Carlos Delgado Ferreiro decidió abstenerse de pitar sendos penales, el primero, tras una falta de Sergio Ramos a Diego Costa, y el segundo, producto de un resbalón de Coentrao que provocó que derribara a Raúl García.

El equipo merengue, por momentos, controlaba el campo. Pero el Atlético se negó a bajar los brazos. Al minuto 28 y tras varias llegadas de peligro del Real Madrid, el mediocampista madrileño Koke puso el del empate. El ’6′ colchonero, solo en el área, finalizó con un tanto la jugada individual por la banda de Arda Turan sin que Sergio Ramos o Fabio Coentrao se molestaran en detener ya fuera el disparo o el envío.

La grada estalló en júbilo. El canterano había devuelto al cuadro colchonero a la vida. Mientras tanto, el Madrid entraba en pánico. La presión por llevarse el derbi nublaba un poco más la vista de los hombres de Ancelotti al ver una valiosa ventaja escapar de sus manos demasiado pronto. Los golpes en el campo arreciaron. Real Madrid, con prisa, buscaba la manera de burlar a Courtois sin éxito. Los locales de nuevo esperaban el mínimo error rival para dar la vuelta al marcador. Y lo lograron. El primer tiempo concluyó con un impresionante disparo de más de 40 metros con el que el capitán colchonero Gabi puso por delante a su equipo. El balón pasó rozando a Cristiano Ronaldo antes de que Diego López, mal parado, se comiera el tanto.

El Atlético volvió del descanso con la intención de sentenciar. Pasados 10 minutos, habían gozado de dos oportunidades claras cuando menos. Carlo Ancelotti decidió entones modificar quitando al más débil de la última línea, Fabio Coentrao, para enviar a Marcelo.

Pasada la hora de juego Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, uno en un cobro, y el segundo, con un remate, estuvieron muy cerca de igualar el marcador, pero Thibaut Courtois no lo permitió. Con los nervios a flor de piel, un duelo por el balón entre Diego Costa y Álvaro Arbeloa terminó con el colchonero resbalando dentro del área. No fue penalti, pero ya encarrerados y con el antecedente de los dos que no habían sido pitados, la grada reclamó. También el cuerpo técnico del Atlético de Madrid, que no estaba menos nervioso que el resto. Germán Burgos, entrenador de porteros, increpó al árbitro. Se requirió la fuerza de prácticamente todo el banquillo colchonero para contenerlo.

Madrid volvió a lo suyo y de nuevo amenazó con igualar el marcador. Esta vez, con un disparo de Gareth Bale, pero Courtois hizo gala de su fama como mejor portero de la Liga y con una gran parada frustró el intento merengue.

A este punto, Ancelotti decidió quemar todos sus cartuchos, enviando a Carvajal e Isco por Arbeloa y Di María. El cuadro merengue seguía intentando hacer daño en la portería de Courtois. El Atlético se había conformado con un gol de ventaja y esperaba a los de Ancelotti. Lo pagaron caro, pues luego de dos intentos, con un cabezazo y un disparo demasiado elevado, Cristiano Ronaldo marcó el del empate a nueve minutos del final con un disparo a pase de Dani Carvajal, que había aprovechado una entrega de Mario Suárez.

Con al menos un punto asegurado, el Madrid empezó, finalmente, a lucir. Atlético de Madrid, exhausto -Simeone apenas había realizado un cambio, el de Rodríguez por Arda- apenas podía contener al vecino y terminó pidiendo la hora con amargura, pues habían dejado escapar dos valiosos puntos y media Liga.

Fuente: CUBADEBATE,(Tomado de espndeportes.com)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres