Blogia
Normando Hdez

Strike 3: Hoy se juega el primer play off

Strike 3: Hoy se juega el primer play off

Por: Michel Contreras

 

Sigo con mi matraca: el formato vigente de la Serie Nacional obliga a concederle máxima importancia a los refuerzos, y el que no salga bien parado de esa instancia, casi se puede despedir de la esperanza. Ya lo vimos el año pasado, y también lo veremos en este.

La cuenta es demasiado simple y contundente: si el contrario solicita un AK-47, más vale no pedir una modesta Makarov. Los refuerzos, que son la mejor iniciativa de la Comisión del patio en muchos años, constituyen el primer paso rumbo a los trofeos, y hay que “jugarlos” bien. Tanto como si fueran un play off.

Dentro de algunas horas, los ocho directores en contienda saldrán al ruedo en busca de inyectar calidad en sus novenas. Unos repiten la experiencia (Vargas, Víctor, Moré y Johnson), y los demás se estrenan en el lance (Urquiola, Bartutis, Larduet y Valdespino). ¿Llegarán todos con suficiente claridad de ideas a este juego donde la lógica deportiva avanza de la mano del azar y la intuición?

Posiblemente no. Acaso sí. Lo seguro es que, dada la escasa diferencia que separa al primer clasificado (Industriales, 28-17) del último (Artemisa, 24-21), los refuerzos pesarán toneladas en el tramo de campeonato que arrancará el próximo martes. Incluso más que en la campaña previa, cuando el experimento estaba por probar sus consecuencias, y el octavo lugar obtuvo su boleto a seis juegos y medio de la cima.

Echemos un vistazo a los clasificados, calibrando sus probables elecciones a partir de lo que hicieron en la fase recién finalizada.

INDUSTRIALES

Al parecer el mando azul volverá en busca de un pleno de pitchers. No obstante, los Leones vivieron días muy felices desde el box –fueron segundos en efectividad general-, si bien existió un abismo entre el rendimiento de sus abridores (PCL 2.48) y el bullpen (3.65). Curiosamente, su coto de caza favorito en 2013, Las Tunas, estuvo inmejorable en funciones de relevo (líder con 3.01). El bateo de la tropa de Vargas, que tanto prometía con el tridente Yuliesky-Tomás-Malleta, quedó muy por debajo (AVE .259), aunque mejoró ostensiblemente en la recta final hasta anclar tercero en anotadas (218). Por cierto, nadie recibió más transferencias que Industriales (220), y su receptoría fue la única que no incurrió en passed balls, con 16 tiros acertados en 23 intentos de robo. Al equipo, lo creo firmemente, le convendría un shortstop de garantías para encarar la etapa.

MATANZAS

Los Cocodrilos podrían optar por tres serpentineros –dos de ellos abridores-, un catcher defensivo y un inicialista de calibre. El grupo rojo goza de un gran poder de fuego, con Ariel Sánchez vestido de slugger y Yadiel Hernández empujando carreras a destajo. Primero en porcentaje de embasado (.370), segundo en slugging (.383) y anotadas (223), el line up yumurino consiguió el mejor balance de boletos contra ponches (212 contra 190), y su pitcheo casi se convierte en el menos bateado (.239), con un magnífico promedio de 3.29 a pesar de ser el más golpeado por los cuadrangulares (32). Su manager es el que más apela al cuerpo de relevistas, que trabaja a las cien maravillas (PCL 3.10, sublíder). Dainer Moreira ha redondeado el campo corto, pero las alarmas siguen encendidas tras el plato (34 estafas y ocho capturas). Encontrar par de escuderos para Joel Suárez será la gran misión de Víctor.

VILLA CLARA

Básicamente, los campeones insulares tienen los mismos requerimientos de la temporada anterior. Les hace falta un torpedero, agregar dinamita a la tanda atacante, apuntalar el centro de los jardines y encontrar un brazo de confianza para terminar los desafíos, en virtud de la merma escalofriante de Diosdani Castillo y las carencias del pelotón de relevistas (PCL 4.06). Los Naranjas sorprendieron este año con el tercer lugar al bate (.276), un slugging por encima de la media, y segundos peldaños en OBP (.367) y estafas (35); sin embargo, esos dígitos no los llevaron más allá de un preocupante décimo escalón en anotadas. Esa será, pues, la ecuación a resolver por Moré y una plantilla que conserva la excelencia de su pitcheo abridor (PCL 2.45), defiende con brillantez en varias posiciones medulares y celebra el comeback victorioso del derecho Luis Borroto.

ISLA DE LA JUVENTUD

No lo dudo: Armando Johnson tendrá que hacer milagros para copar la mayoría de sus lagunas. Los pineros se clasificaron nuevamente a puro corazón, con una formidable racha de 16 triunfos de veinte posibles entre el 19 de noviembre y el 14 de diciembre, transfigurando el Labra en infranqueable fortaleza. Presumiblemente, su mentor pondrá la mira en varios lanzadores (quizás tres), un parador en corto de buenas prestaciones ofensivas, y un patrullero que acompañe a Alejandro Ortiz y Rodmy Proenza. Era difícil de augurar, pero ocurrió: la Isla fue el elenco más bateador de la clasificatoria (.282), con ubicaciones de vanguardia en OBP (.366) y slugging (.373). Además, navegó a toda vela en las postrimerías de los juegos con Héctor Mendoza, tuvo un motor inspiradísimo en Michel Enríquez, y defendió su territorio, cuando menos, con decencia. Sin embargo, flaqueó a menudo desde el box (PCL 3.82), embriagada por un coctel de inexperiencia, descontrol y deserciones.

PINAR DEL RÍO

Viejo zorro del diamante, Urquiola tiene claro que su escuadra carece de un bullpen poderoso, seguridad en la custodia del home plate y bateadores recios en las alas del outfield. No obstante, deberá jerarquizar por orden de gravedad las mataduras, y quién sabe si aun se aparezca con la petición de un abridor para otorgarle responsabilidades relevistas a Vladimir Baños o Erlis Casanova. Lo que sí está clarísimo es que, bien reforzado, Pinar parecerá un dragón enfurecido, dueño como es del único pitcheo por debajo de las tres limpias por encuentro, y de una portentosa relación de ponchetes contra bases por bolas (264-164). Pero –siempre hay un pero- ganar un campeonato reclama de muchos ingredientes, y a los tabaqueros les urge el despertar de su ofensiva (concluyeron novenos con .267), Lorenzo Quintana apenas capturó a 11 de 31 corredores (añádale seis passed balls y tres errores), y sus relevos (PCL 4.03) distan demasiado del nivel del cuarteto de abridores (PCL 2.42).

HOLGUÍN

Irochis Bartutis no tuvo reparos en decirlo públicamente: los Cachorros pretenden un par de abridores (preferiblemente zurdos), igual cantidad de bateadores de fuerza y un catcher. Por supuesto, lo anterior puede ser un movimiento destinado a despistar, pero en verdad la novena precisa esa clase de refuerzos. Holguín dependió de un staff de bajo perfil que encabezó la efectividad hasta bien adentrada la ronda, para cerrar con un magnífico 3.22 que acicaló con paupérrimo average adversario de .236 y la friolera de 241 estrucados, tercera mejor del campeonato. Mientras, su ataque se portó de manera aceptable (.272), hizo alardes de tacto y apeló frecuentemente al robo, aunque no se mostró tan eficaz  (31 aciertos-27 fallos). En cuanto al fielding, alcanzó un encomiable .977, pero quedó por detrás de todos en materia de dobles matanzas, con solo 40. La ausencia de Yeison Pacheco, es obvio, hizo su agosto, y el mentor podría estar pensando -¿Carlos Benítez?, ¿Danel Castro?- en el reemplazo.

SANTIAGO DE CUBA

En su regreso al segmento elite de la pelota nacional, las Avispas van a tener que hilar muy fino al hacer sus peticiones. A simple vista, llama la atención su urgencia de serpentineros que apoyen el trabajo de Betancourt, Delá, Bisset y Yaumier Sánchez, a fin de que el score no se les derrumbe en el último tercio. (Santiago únicamente salvó seis desafíos en la clasificatoria, con promedio de 3.93 para sus elementos de bullpen). No obstante, Luis Danilo Larduet no omitirá la posibilidad de lograr los servicios de un especialista en aperturas, y sospecho que tampoco pasará por alto la adquisición de un torpedero y un inicialista, en virtud de que los años han mellado la movilidad de Nava y el swing de Pedro Poll. Los indómitos están bastante lejos de su tradicional poderío ofensivo (AVE .268, SLU .365), y pese a ello se abrieron espacio entre las selecciones más anotadoras (204), en gran medida gracias a su paciencia en el cajón (195 boletos). Con Olivera en pleno ascenso, representan un peligro estimulante.

ARTEMISA

No hay que ser aventajado para advertir que el debutante Dany Valdespino solicitará un mínimo de cuatro toleteros, a fin de oxigenar la alineación más precaria de toda la Serie (AVE .228, SLU .314, OBP .322). Para colmo, los artemiseños pecaron de “ponchones” (SO 249, segundos) y pobres robadores (20-22). De tal modo, la nómina vivió recostada a las faenas monticulares de Lahera, Jonder y Yulieski -debidamente respaldados por el matador José Ángel García- y por ese camino se alzó con un pasaporte que demuestra por enésima vez el rol determinante del pitcheo (PCL 3.06, SO 260, solo 12 jonrones en contra). El manager, supongo yo, no vacilará a la hora de elegir en primera opción al mejor bateador del país, Alfredo Despaigne, y a partir de ese momento irá sumando todo lo que pueda, con énfasis en un campo corto de contacto. Eso, sin desechar la colaboración de un abridor que complemente a su trío de ases. A mi juicio, por ahí anda la cosa.

A la espera de lo que suceda esta noche, los dejo con mi selección de las diez joyas de la bolsa de jugadores. Cinco de ellos son pitchers:  Vladimir García (Ciego de Ávila), Ismel Jiménez (Sancti Spíritus), Ariel Miranda (Mayabeque), Norge Luis Ruiz (Camagüey) y Noelvis Entenza (Cienfuegos). Los demás se desempeñan en el cuadro y los jardines: Alfredo Despaigne y Yordanis Samón (ambos de Granma), Frederich Cepeda (Sancti Spíritus), Giorvis Duvergel (Guantánamo) y Raúl González (Ciego de Ávila).

En las provincias eliminadas sobresalen además los siguientes peloteros:

Ciego de Ávila: Rudeldis García, Yorbis Borroto, Yoelvis Fiss, Yorelvis Charles, Isaac Martínez, Yander Guevara, Osmar Carrero, Dachel Duquesne, Lázaro Santana, Yadir Rabí y Denis Castillo (novato).

Las Tunas: Yosvani Alarcón, Danel Castro, Andrés Quiala, Jorge A. Johnson, Yoelkis Cruz, Ubisney Bermúdez, Darién Núñez, Carlos J. Viera y José A. Moreno.

Mayabeque: Danger Guerrero, Yoel Mestre, Jorge L. Barcelán, Michael González, Dennis Laza, Yasniel González, Orlando Lavandera, José N. Betancourt, Elián Leyva y Leinier Rodríguez.

Granma: Luis Ferrales, Guillermo Avilés, Carlos Benítez, Roel Santos, Alberto Soto, Lázaro Blanco y Alain Tamayo.

Cienfuegos: Pavel Quesada, Juan M. Vázquez, Johan M. Moncada, Yoelvis Leyva, Yusniel Ibáñez, Leorisbel Sánchez y Duniel Ibarra.

Camagüey: Dary Bartolomé, Alexander Ayala, Marino Luis, Héctor Hernández, William Luis, Vicyohandri Odelín y Yormani Socarrás.

Guantánamo: Roberto Borrero, Vismay Santos, Andrés de la Cruz, Robert Luis Delgado, Leonelkis Escalante, Frank Navarro, Alexander Rodríguez y Oriolbis Cobas.

Sancti Spíritus: Eriel Sánchez, Yunier Mendoza, Daviel Gómez, Orlando Acebey, Robersis Ramos, Liván Monteagudo, Ángel Peña, Yaniel Sosa y Carlos Sierra.

Fuente: CUBADEBATE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres