Blogia
Normando Hdez

Miguel Barnet en la inauguración del Congreso de la UNEAC: El mercado no puede dictar la política cultural

Miguel Barnet en la inauguración del Congreso de la UNEAC: El mercado no puede dictar la política cultural

Por: Ladyrene Pérez y Mónica Rivero

 

Con la frase de Fidel: “La cultura es lo primero que hay que salvar” como lema, comenzó en la mañana de este viernes en la capital cubana el VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Miguel Barnet, presidente de la organización, dio lectura al informe central frente a los 320 delegados al foro, personalidades invitadas y la prensa.

Barnet se refirió a la UNEAC como un espacio excepcional, dentro de un país acosado y bloqueado como Cuba; un privilegio “en un planeta donde prevalece la rapiña”, si bien “no ha sido un camino de rosas”.

Este congreso se celebra en la circunstancia de un “necesario e impostergable proceso de cambio” en la sociedad cubana y, por demás, en medio del perfeccionamiento a que asiste la organización en los últimos seis años, comentó.

El destacado escritor dio a conocer que los ocho consejos nacionales discutieron, de cara al congreso, acerca de una vasta agenda: economía de la cultura, ley tributaria, política internacional, racismo, etc., “en diálogo verdaderamente franco y plural”, cuyos resultados se han llevado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y han sido analizados por “la más alta dirigencia del país sin eslabones intermedios”.

“Resulta imprescindible perfeccionar la política de cuadros en la actividad”, apuntó. Sugirió que la UNEAC –con más de 9 mil miembros en la actualidad– debe revisar su membresía, puesto que incluye personas que no corresponden con la política de exigencia para que la organización represente la vanguardia artística y cultural. “No somos una agrupación gremial, tampoco un organismo ejecutivo (…): somos una organización que debe promover la cultura”.

“La UNEAC es el Moncada de la cultura, y tenemos que ser consecuentes con ello”, sentenció.

En el contexto de la proliferación de tendencias que disminuyen la gestión del Estado, dijo que la UNEAC ha debido “enfrentar criterios economicistas. (…) El mercado no puede dictar la política cultural”.  Han insistido, recalcó, en que no pertenecen al sector económico, sino que generan riqueza espiritual, valores patrimoniales.

Se refirió, asimismo, al necesario enfoque cultural del desarrollo sostenible en lo relativo al urbanismo; así como a la crítica artística y literaria como asignatura aún pendiente, ante el encargo de ofrecer referencias y sentar pautas de jerarquía en materia de literatura y arte.

Los escritores y artistas en la UNEAC, “aspiramos a un pueblo, no instruido, sino culto”, concluyó.

Esta jornada inaugural estuvo presidida por José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba,  Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Partido y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros;  Julián González Toledo, Ministro de Cultura; Abel Prieto, asesor del presidente y, por supuesto, Miguel Barnet, presidente de la comisión organizadora del VIII Congreso; foro que pretende discutir en torno a lo que calificara Fernando Ortiz como “el alma de la nación”.

Fuente: CUBADEBATE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres