Blogia
Normando Hdez

Strike 3: Matanzas plantó su bandera en la final

Strike 3: Matanzas plantó su bandera en la final

Por: Michel Contreras

 

¡Habrá un nuevo campeón! Los Cocodrilos yumurinos deshollejaron la naranja este martes en el estadio Sandino, al desatar una ofensiva sanguinaria que incluyó 13 carreras y 22 imparables ante las ofertas de cinco lanzadores anfitriones.

Villa Clara sorprendió con la designación de Luis Borroto para la apertura. Todavía con velocidad en los envíos, pero sin veneno ni brújula en la curva que lo encumbró hace algunos años, Borroto soportó par de anotaciones en el mismo primer inning, si bien en su descargo hay que decir que no le conectaron con dureza.

Pero carreras son carreras, da lo mismo si limpias o sucias, si por azar o por merecimientos. Moreira le coló una rolata suave que pasó a los jardines por la banda derecha, Yadiel Hernández pegó un texas, y Eriel Sánchez ejecutó a la perfección un squeeze play espeluznante. Después un nuevo texas –éste de José Miguel Fernández- trajo la segunda de la entrada, que cerró con un fildeo de puño y letra de Andy Sarduy.

En la trinchera adversaria, finalmente Víctor Mesa le dio la bola a Yoelkis Cruz, y el veterano de Las Tunas no respondió bien al llamado, víctima de un alarmante descontrol que dejó los balcones atestados. Así, con prematura urgencia, vino Alexander Bustamante en su socorro, y pareció que los otrora azucareros estarían en condiciones de volver a la pelea. Sin embargo, el joven relevista liquidó en noble elevado al cumpleañero de la fecha, Ramón Lunar, y las tribunas lamentaron la espléndida oportunidad dilapidada.

Demasiado propenso a extender la horizontal del plato, Jorge Luis Pérez no anduvo fino en los conteos, ni tampoco en el “safe” decretado en el cuarto episodio que se tradujo en la tercera rayita matancera. Pero a decir verdad la culpa del fracaso no fue –ni por asomo- suya, sino de un equipo que se mantuvo maniatado y amordazado por un muchacho de 19 abriles en apenas su segunda Serie Nacional.

Los Cocodrilos llegaron a la mitad del encuentro con ventaja de 6×0, y el desánimo empezó a posarse en la mirada de los jugadores y la fanaticada de casa. Entonces, en el sexto, resonó el tiro de gracia cuando la visita pisó otras siete veces el pentágono, y ya quedaron claras varias cosas: Matanzas había devuelto el guante de la final pasada, y el trono acomodaría a otro monarca, y el nocao sería la receta dolorosa que apartaría a Ramón Moré y sus hombres del torneo.

A la postre, pese al revés apabullante de este martes, no debiéramos cargar contra el campeón saliente, una tropa que en el lapso de un año tuvo que sortear muchas Escilas y Caribdis –retiros y sanciones, deserciones y lastimaduras- para llegar hasta esta instancia.

No obstante, tampoco se me antoja acertada la postura victimista de algunos, esa misma actitud que tanto daño ha hecho –Mourinho mediante- en un entorno histórico y tan respetable como el del Madrid. Por más que se busquen justificaciones y culpables, más allá de Freddy Asiel y de todo lo que se alegue razonablemente o no, lo cierto es que Villa Clara gozó de claras ocasiones de triunfo y no las materializó, sobre todo en los juegos segundo y tercero.

Que el equipo dejara a 30 corredores en bases a lo largo de las tres derrotas iniciales, que ensayara más un toque de sacrificio improcedente, o que el cuarto madero no le pusiera número a la casilla de impulsadas, no es –no puede ser- responsabilidad de la Comisión Nacional, ni del totí.

Positivo: El bullpen matancero volvió a sacar la cara. Negativo: Los errores e inexactitudes de la defensa naranja. Preocupante: Los abridores de Matanzas andan a trompicones de cara a una final contra un equipo más exigente en cuestiones ofensivas. Recomendable: No escudarse detrás de la mampara del pretexto: se perdió, y es momento de preparar el campeonato próximo. Incomprensible: Que 38 hits, de ellos tres dobles y cinco jonrones, se combinaran con 15 boletos, tres bases robadas, seis pelotazos, dos pifias del rival, y aun así una novena solo anote 13 veces.

                 1  2  3  4  5  6  7     C    H    E 

 

 VS: MTZ         2  0  0  4  0  7  0    13   22    0  KO 
HC: VCL 0 0 0 0 0 2 0 2 5 3

Fuente: CUBADEBATE

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres