Blogia
Normando Hdez

El flechazo de Cupido no llega al corazón sino al cerebro

El flechazo de Cupido no llega al corazón sino al cerebro

Las flechas de cupido no llegan al corazón sino al cerebro; no son más que la liberación de moléculas químicas euforizantes como la Dopamina, Oxitocina y Adrenalina, cuando en él se activan 4 zonas: dos en el cortex cerebral (la parte más desarrollada) y otras dos en zonas más primitivas propicias para el sentimiento de dependencia.

Los besos también liberan sustancias químicas que tienen un papel fundamental en la selección de la pareja y la reproducción. Y nuestro deseo sexual, que es alimentado por la hormona masculina Testosterona, nos lleva a buscar múltiples parejas.

Asimismo el amor pasional u obsesivo concentrado en una persona es debido a una actividad intensa del estimulante natural conocido como Dopamina y el vínculo que permite a dos personas seguir juntas se atribuye a un nivel elevado de Oxitocina (hormona materna).

Fuente: CUBADEBATE,(Con información de AFP)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres